CICLISMO: MOTIVOS PARA DOPARSE

Si analizamos las noticias que nos llegan del ciclismo, incluso si ampliamos nuestras miras y observamos las del deporte en general (fútbol, baloncesto, atletismo…) nos damos cuenta de que el dopaje en el mundo de la bicicleta y el deporte profesional, está muy presente. Así, recientemente, hemos sido testigos de la reapertura del expediente deontológico a Eufemiano Fuentes por el Colegio de Médicos de Las Palmas, de la sanción por parte del TAS a la atleta Marta Domínguez, etc.

Se trata, sin duda, de una sombra que extiende su poder sobre el deporte de élite y que a nosotros, y seguro que como a ti, amante del deporte en general y del ciclismo en particular… nos molesta bastante, ya que apostamos por el juego limpio.

Nosoloruedas apuesta por el juego limpio

Nosoloruedas apuesta por el juego limpio

Por eso hemos escrito sendos posts anteriormente en los que Nosoloruedas ahonda tanto en los riesgos y consecuencias para la salud de los profesionales de las dos ruedas como en los controles que se realizan para coger a los tramposos. Y con toda esta información, que seguro que has leído en nuestro blog, cada vez nos cuesta más entender los motivos que llevan a estos amantes de la bici a doparse.

Por este motivo, vamos a analizar las causas o circunstancias que llevan a los corredores de mtb o de carretera a arriesgar su salud e incluso su vida tomando sustancias prohibidas.

Quizá, uno de los grandes motivos sea la frecuencia con la que se convocan competiciones de alto nivel ya que si miramos el calendario de pruebas ciclistas, vemos cómo las citas se suceden sin apenas descanso entre ellas y que su duración e intensidad son enormes.

En este punto, se podría comenzar un amplio debate de por qué se pide a los ciclistas que rindan al máximo en este tipo de carreras y qué ha llevado a idearlas de este modo. Seguro que una de las conclusiones a las que llegaríamos sería que los ciclistas de carretera o de btt no son superhombres y que tal nivel de rendimiento sobre la bicicleta es muy complicado. Entonces cabe preguntarnos, ¿es el propio sistema de competición en el ciclismo el que hace tener tentaciones a los ciclistas?, ¿somos los ciclistas aficionados los que demandamos demasiado a los ciclistas profesionales en estas carreras?

En otras ocasiones, el dopaje se convierte en el empujón necesario para que muchos corredores a bordo de una bicicleta logren sus triunfos alcanzando la codiciada fama, los premios y el dinero. En un mundo como es el del ciclismo en el que la competitividad es muy alta, lograr el reconocimiento de los aficionados y demás rivales, se convierte en una necesidad para algunos dispuestos a pagar cualquier precio.

Para otros, las ganas de no defraudar a sus entrenadores, padres, familia o a ellos mismos, les lleva a doparse.

Después de este análisis, se llega a una conclusión muy clara: para luchar contra el dopaje en el mundo del ciclismo y en el deporte en general, no basta con los controles que se hacen. Es necesaria una reforma de la mentalidad de la sociedad. ¿Cuál es el modo de conseguirlo? Es un asunto realmente complejo porque hay muchas personas, instituciones, intereses económicos, etc. implicados pero creemos que la única respuesta, como en otras muchas ocasiones, es la educación. Se trata de concienciar a las nuevas generaciones desde pequeños que lo más importante del deporte es disfrutar de él y que, más allá de nuestras victorias, el verdadero triunfo será recordad nuestra diversión practicando el ciclismo, nuestra honestidad y compañerismo.

Nosotros mismos podemos comenzar ese cambio convirtiéndonos en ejemplo. Por eso, desarrolla al máximo tu potencial recordando que para entrenar es más recomendable rodar en carretera. Además, siempre puedes mejorar tus resultados de forma limpia y sana… colocando unas ruedas a la carta a tu bicicleta de carretera o de montaña.

Y es que, como decíamos hoy en nuestra publicación de facebook… Los obstáculos son retos que sólo se superan con tesón: el esfuerzo es el camino… Empieza hoy… Nunca es tarde para comenzar a mejorar el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *