COMO EVITAR EL ROBO DE TU BICICLETA

Evitar el robo de tu bicicleta: Nosoloruedas te aconseja qué hacer y lo que nunca debes hacer para dificultarles la labor a los ladrones.

Todos los dueños de bicicletas tememos el robo de nuestra bici y este temor se acrecienta cuando leemos en los periódicos la existencia de bandas organizadas que se dedican a eso o cuando compañeros de las dos ruedas, nos cuentan cómo les han robado la suya.

El último caso del que tuve conocimiento llegó a inquietarme: unos desalmados fueron capaces de hacer bajar a un ciclista en medio del monte de su mtb para llevársela en su furgoneta. Muy sabiamente, se la dio sin oponer resistencia.

Por eso, y antes siquiera de tener comprada tu bicicleta, Nosoloruedas te va a dar unas pautas a tener en cuenta para evitar que te roben tu bici o para poder recuperarla con mayor facilidad en caso de que te la lleguen a quitar.

David García, dueño de Nosoloruedas, con su amada bici

David García, dueño de Nosoloruedas con su amada bici

Cada día es más común el empleo de las redes sociales también entre los ciclistas. Por eso, es conveniente ser prudente y no colgar fotos de tu bici en ellas, ya que es sabido que los delincuentes también las usan para localizar posibles objetivos. En el caso de usar alguna App que muestre nuestras rutas y logros, es mejor no encenderlo dentro de la vivienda ya que estaremos diciendo dónde hay una bicicleta, si es de mtb o de carretera y por dónde solemos ir a los ladrones.

Debes estar atento a tu seguro del hogar porque probablemente con incluir tu bici en el mismo, presentando la factura de compra y alguna foto, quedará cubierta. Si no tienes contratado uno, siempre puedes hacerle un seguro antirrobo a tu querida bicicleta.

Si algún desconocido quiere probar tu bicicleta por cualquier motivo: admiración, probarla para comprarla…coge siempre su DNI. En el caso de ser un ladrón y no hacerlo, le habrás facilitado la labor y huirá sobre tu propia bici mientras lo ves alejarse atónito. Parece una situación típica de una película cómica, pero con este truco no sería la primera bici que sustrajeran.

Por otra parte, nunca decidas comprar una bicicleta en un lugar no reglado, a particulares que no te inspiren confianza o en tiendas de segunda mano donde nos ofrezcan bicicletas especialmente baratas, muy por debajo de su precio de mercado. Puede que estés comprando una bicicleta robada y alimentando así ese mercado.

Siempre que compres una bici, guarda a buen recaudo la factura de compra y asegúrate de no perderla. En esa factura se refleja el propietario de la bicicleta y sus características y en el caso de que te la roben, ten presente que te servirá como prueba de lo que te la han sustraído al interponer la denuncia pertinente.

Además, te puede ser muy útil si pasado un tiempo, decides vender tu bicicleta, el comprador puede pedirte su factura para comprobar que realmente eres su propietario. Esta es una comprobación que todo comprador de bicicletas debería hacer para evitar adquirir  bicis robadas.

Una vez comprada la bicicleta, es necesario apuntar el número de serie de la misma, ya que al igual que el número de bastidor de un coche, la identifica plenamente y en caso de que nos la roben, ayudará a su identificación.

Registra tu bicicleta y de este modo hay constancia en una base de datos donde la policía puede localizarte en caso de que te la roben y la recuperen. Muchos ayuntamientos ofrecen un registro gratuito para bicicletas mtb o de carretera, hazlo en la propia tienda que la compraste o incluso en la marca de la bici.

Y en el caso de que la vayas a dejar habitualmente en la calle, procura que tu bicicleta no sea de las más caras del mercado, cuanto menor sea su importe menos llamará la atención de los cacos y, por supuesto, no dudes en comprarle unos buenos candados.  Esto es fundamental, ya que este parece ser, según las estadísticas, el elemento más disuasorio frente a otros aparentemente útiles como estar aparcada la bici en una calle con mucho tráfico de vehículos y peatones.

Si vas a guardarla en un trastero, un truco que usan muchos bikers y que parece eficaz es encadenarla a elementos de gran tamaño o peso que impidan sacarla por la puerta con facilidad.

Lamentablemente, con todas estas precauciones no estás a salvo de que te roben tu preciada bici pero sí que ahuyentarás a más de un ladrón. Y tú, ¿qué haces para evitar a los cacos de bicis? ¿Quieres compartir algún consejo distinto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *